Osmos, relieving the pain

26/08/2011 en 21:15 | Publicado en Opinión formada | 2 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Los acontecimientos de estos días pasados han hecho que mi estilo de vida informático entre en un estado de austeridad máxima, mientras no llega un reemplazo que de la talla. Estoy con una flamante ATI Radeon HD 3300 integrada en placa que no mueve nada de forma fluida. A no ser, claro está, que configure con una calidad como de 1997, todo en detalle BAJO y con una resolución cercana a los 800×600, desaprovechando totalmente el widescreen y las ventajas de la vida moderna. Y a veces ni eso.

También puede ser que la situación en este país, España, me esté poniendo un poco de los nervios, ante la impotencia de poder hacer poco para parar lo que otros quieren en contra de nuestra voluntad. Pero pocos pocos es un mucho, y por ahí es por donde se tiene que empezar.

El caso es que hay vida después de la muerte, y en forma de juego indie. Se llama Osmos, incluido en el Humble Bundle #2, y recibido como regalo al comprar el Humble Bundle #3 por nada más y nada menos que 1$, además de otros 12 juegos más del estilo. Barato, asequible para cualquier PC, relajante… ¿Que más se podría pedir?

Osmos se podría definir como un juego de estrategia/inteligencia, pero sencillo y directo. Esto último no tiene por qué ser negativo, puesto que además de ser una característica que define a la mayoría de juegos independientes, aporta un gran valor al título: no requiere un aprendizaje excesivo, no requiere una gran potencia de equipo para funcionar y el aumento de dificultad asequible nos mantiene pegados a la pantalla, invitándonos a retos similares, uno tras otro.

Encarnamos el papel de una entrañable bolita azul o “forma de vida”, como se la llama en el juego que tiene que comerse a otras bolitas para crecer y cumplir diversos objetivos. A veces tendremos que comernos a otras formas de vida activas, que harán lo posible por evitarlo. Otras veces tendremos que llegar a ser la forma de vida más grande, y para eso deberemos devorar a todas las demás.

Hasta ahí parece sencillo. El tema es que no podremos devorar “materia” o “bolitas que están esparcidas por ahí” alegremente como si fuera fiesta. Solo aquellas de color azul, es decir, que son más pequeñas que nosotros, podrán ser absorbidas con lo que su materia se unirá a la nuestra, con lo que creceremos en tamaño. A partir de ahí el abanico de materia que podemos consumir es mayor, ya que seremos más grandes. En caso de colisionar con un cuerpo de mayor tamaño, nuestra materia será absorbida por el otro, el cual se hará más grande a su vez. Eso no es deseable.

En algunos niveles encontraremos también la “antimateria”, bolitas con el perímetro de color verde que disminuirán de materia al mismo ritmo que nosotros si chocamos con ellas. No nos absorben, se desintegran en la misma medida que nuestra forma de vida. En otros niveles habrá también formas de vida como la nuestra que tendremos que absorber, pero que se moverán activamente para darnos caza o escaparán en caso de que nosotros las persigamos a ellas para tragárnoslas.

La bolita la movemos clickando con el ratón sobre su perímetro circular. Un click significa que nuestra forma de vida se moverá impulsada desde ese punto y en una sentido radial opuesto al pico más largo de la flecha del cursor. ¿Suena a clase de geometría, verdad? Es igual, cuando hagáis un par de clicks lo entenderéis perfectamente.

En cada movimiento expulsamos materia que se propulsará en sentido contrario a nuestro avance y formará, con otras bolitas de materia más pequeñas cuerpos más grandes o “residuales”. Cuanto más intenso sea el movimiento (muchos clicks diferentes o pulsar el click del ratón durante mucho tiempo) mayor será el residuo material que expulsemos y mayor será la perdida de materia de nuestra forma de vida y en consecuencia, de tamaño.

Que no cunda el pánico todavía. Ya sé que sigue sonando a clase de matemáticas todo esto, pero la física juega un papel muy importante en este juego, siendo el movimiento de inercia y la perdida de materia con el movimiento dos de los aspectos clave a tener en cuenta al jugar a Osmos. Y es farragoso de explicar, pero sencillo de apreciar después de un par de partidas casuales.

Especial mención merece el aspecto multiplataforma de este título. Se han molestado en portarlo a Microsoft Windows, Mac OS X, Linux, iPad, iPhone y iPod Touch, de forma totalmente nativa, al igual que ocurre con la mayoría de los títulos del Humble Bundle. Y esto es así porque la api gráfica que usa el juego en cuestión es la archiconocida OpenGL, que ya se sabe que es multiplataforma y supergenial. Lo que me pregunto yo es por qué cojones no interesa hacer el esfuerzo en otros títulos más comerciales…

El juego es muy relajante en todo su conjunto, con una música suave como banda sonora, con toques electrónicos un poco chillo out. Los movimientos de las bolingas son hipnotizantes, convirtiendo la experiencia de jugar este título en algo totalmente sedante. Incluso el hecho de contemplarlo en tercera persona, sin jugarlo es algo digno de ser empleado como terapia en cualquier SPA que se precie. Y por un precio mucho más asequible.

Osmos en Steam

Página de Hemisphere games

PC demo

MAC demo

Linux Demo (.deb, 32bit .rpm, 64bit .rpm, or .tar.gz)

Anuncios

2 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. recordoume a Spore (ó principio)

    • jaja, si, hasta que empiezas a jugarlo y te das cuenta de que no tiene nada que ver


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: